Urge una ética universal

Urge una ética universal,

que comprende:

Desarrollo de la cultura de la Paz y de la no-violencia

Firme oposición a la guerra como medio de resolución de conflictos

Oposición a toda carrera armamentista

Respeto a la vida: personas, animales, árboles y plantas

Cuidado del medio ambiente, “nuestra casa común” (Papa Francisco)

Solidaridad, que no es sólo compartir, sino también y sobre todo justicia social

Opción por los más pobres y vulnerables

Respeto, promoción y defensa de los derechos humanos

Respeto a la libertad,  igualdad y  dignidad inviolable de toda persona

Orden económico justo, priorizando el desarrollo humano sobre el desarrollo económico

Estilo de vida sencillo, sobrio y austero frente al consumismo salvaje al que nos induce el sistema

Transparencia y honestidad en las finanzas

Diálogo interreligioso y macroecuménico

Apertura al pluralismo y respeto a la diversidad cultural, religiosa y política

Reconocimiento de que ningún ser humano es ilegal

Conciencia de que somos ciudadanos del mundo antes que de éste o aquel país.

La ética universal despeja el camino para ir dando pasos hacia la construcción de otro mundo posible de justicia y paz, en orden a hacer de nuestro mundo un lugar de encuentro fraternal, de amor y misericordia.


Escrito por Fernando Bermúdez